SOLIDARIZAMOS CON LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA

SOLIDARIZAMOS CON LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA
LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS CON VENEZUELA

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

46 años de lucha

46 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

martes, 10 de enero de 2017

VAMOS PARANDO EL LESEO: NADA CON GUILLIER NI CON LOS PILLOS DE SIEMPRE

Estimad*s:

El MAPU se reconstituyó para reasumir el compromiso de quienes lo fundamos, como destacamento proletario, anticapitalista, a favor de fortalecer a las clases trabajadoras en la lucha por transformar la sociedad, derrotar al sistema opresor y constituir un nuevo modelo de sociedad, equitativa, solidaria y fraternal, sin la lacra de la división antinatural en clases sociales donde unos son explotadores y otros explotados.

A poco andar en nuestra reconstrucción, asumimos que no se podía esperar nada de la Concertación, ni siquiera de una refundación de ésta ampliando su base social y comprometiéndose con los intereses de las clases populares. La Concertación, hoy maquillada como Nueva Mayoría con la ayuda del PC, sólo está defendiendo los intereses de las minorías explotadoras. Cualquiera sabe sus compromisos con el gran capital, cómo reciben las coimas entre las grandes empresas destructoras de la gente y de la naturaleza toda, cómo sacan los pacos a la calle para defender los intereses mezquinos de unos pocos, los que les tiran migas a los políticos de carrera, a los operadores, a los siervos que, por supuesto, nos responderán que sólo ellos nos pueden "salvar" frente a la ultraderecha. Mejor nos salvamos solos, tanto de la ultraderecha como de esa derecha encubierta en cantos de sirena.

Hoy, se ha perfilado un intento de la Nueva Mayoría por seguir en parte del poder, levantando la figura de Guillier. Este es un producto mediático, un producto más de la tele. Ni siquiera es tan honesto como se le quiere hacer aparecer. Guillier está levantado por los radicales y luego va a tener el apoyo del PC, porque a éstos les encantan los González Videla.

El MAPU no nació en 1969 para ser la "realme moral de la derecha": lo dijo Rodrigo Ambrosio. Nosotros nos permitimos decir que antes de cumplir medio siglo (de victorias y grandes derrotas) no estamos disponibles para ayudar a salvar al sistema con un "rostro" encantador. Que lo elijan los operadores, los mercenarios siempre disponibles para ocupar cargos en la administración pública. Los que teman quedar cesantes el 10 de marzo de 2018, que le hagan campaña a Guillier, al mega-traidor Lagos, al archi-renegado Insulza, o a cualquier otro sicario del gran capital.

Por definición, el MAPU no va a ser ayudista de los intereses de la Nueva Mayoría. Cualquiera que intente involucrarnos en posiciones contrarias a los intereses populares, no representa en absoluto a 

En Chile hay un mito de que gobierna el Presidente. No, son las camarillas las que siempre han detentado el poder ejecutivo, por lo general como apéndice del poder económico. Gobiernan los equipos, los y las amiguis, que veranean juntos con las y los presidentes en balnearios de la plutocracia, los que fueron a los mismos colegios High, los que vienen compartiendo de gobierno en gobierno los mismos puestos en el Ejecutivo y en las finanzas; los que dan cátedra desde las "Universidades mulas", privadas mantenidas con la plata del Estado.

Nada nos asegura la independencia de Guillier frente a los grandes poderes. Si lo apoyan los radicales, por ejemplo, luego se les van a allegar los socialistas, los demócrata cristianos y el PPD. Van a ser todos ellos los grandes apitutados y todo va a seguir igual.

Con nuestra posición, por supuesto no vamos a "dar vuelta" las elecciones: somos un pequeño destacamento que hace lo que puede por ser honrado. Pero que no se diga mañana que fuimos cómplices de un nuevo pillo que mandó abrir fuego contra trabajadores, estudiantes, pobladores y mapuche, que vació las arcas fiscales, que nos dejó sin agua por dársela a las mineras o que nos dejó sin mar por dárselo a las grandes flotas de unos pocos clanes familiares.

Un saludo fraterno. 
Carlos Ruiz




Aunque resulte largo, copiaré abajo un par de publicaciones bastante aclaratorias.

Después de un sueño de siete lustros vuelven los radicales
Mientras más se desprestigia la clase política, cuando más los ciudadanos no creen en partidos e instituciones, cuando más anomica  y analfabeta se sigue tornando la sociedad civil, cuando los abstencionistas  suman más del 60% del universo electoral, cuando estamos convencidos de que las encuestas son un fraude para engañar a los ciudadanos, más crece el apoyo a la candidatura de Alejandro Guillier, ya proclamado por el Partido Radical y acompañado por oportunistas sempiternos, entre ellos el técnico electoral Pepe Auth, y algunos otros de diversos partidos que están volviendo al seno de la casa paterna, como el diputado Tucapel Jiménez.
El mérito del periodista candidato es la credibilidad cuando los demás aspirantes son rechazados por la ciudadanía a causa un de su pasado negro, que los condena, y otros por la mezcla entre la política y los negocios. Es extraño que único que sigue zafando,  Sebastián Piñera,  a quien la justicia  absuelve sin siquiera pronunciar un acto de contrición.  (Ni siquiera un ave maría)
La estrategia de Guillier, hasta ahora, puede calificarse de brillante: no ve ninguna necesidad de pronunciarse sobre ideas programáticas, ni menos comentar la coyuntura política pues, mientras menos hable, más adherentes tendrá. Cada ciudadano verá en este candidato  lo que quiere para él y para el país, así, Guillier será la antípoda del político percibido por la ciudadanía como corrupto.
A  Guillier le conviene mantenerse alejado lo más posible de los políticos actuales, a fin de ser considerado como un independiente, ajeno  a cualquier interés subalterno.
Hace 65 años que el Partido Radical fue marginado del poder a causa del “triunfo de la escoba”, lema del general Carlos Ibáñez del Campo, para barrer con todos los políticos corruptos de la época. Los radicales eran calificados como corruptos y ladrones por la mayoría de los ciudadanos de entonces: habían gobernado desde 1938 con tres Presidentes sucesivos – Pedro Aguirre Cerda, Juan Antonio Ríos y Gabriel González Videla – y los dos primeros murieron antes de terminar su período presidencial. Don Pedro Aguirre Cerda dejó muy buena fama entre los chilenos, tal vez porque estuvo en el poder poco tiempo, y demostró amor y honestidad hacia su pueblo. (Nunca he podido explicarme la buena fama de don Juan Antonio Ríos: era un militarista-ibañista que, al final, aprovechó el triunfo de los aliados en la segunda guerra mundial,  aunque Chile fue neutral durante gran parte del desarrollo de la guerra, sí   declaró la guerra a Japón cuando los alemanes estaban prácticamente  derrotados. (El padre de Lucía Hiriar fue ministro de Ríos Morales).

23 Octubre 1938
Pedro Aguirre Cerda
222,730
Gustavo Ross
218.609
Carlos Ibáñez del Campo
112
Nulos y Blanco
443,898
Abstención
56,973
Total inscritos
503,871

10 Febrero 1942
Juan Antonio Ríos
260.034
Carlos Ibáñez del Campo
202,035
Nulos Blanco
4,438
Total votantes
 466 507
Abstención
114,979
Total inscritos
 581.486

4  Septiembre 1946
Gabriel Gonzáles   Videla
192,207
Eduardo Cruz–Coke
142,141
Fernando Alessandri
131,032
Nulos Blanco
1,525
Total votantes
479,019
Abstención
152,508
Total inscritos
631,527

4 Septiembre 1952

Carlos Ibáñez del Campo
444.439
Arturo Matte  Larraín
265,357
Pedro Enrique Alfonso
199,360
Salvador Allende
51,975
Nulos Blancos
2 971
Total votantes
955, 102
Abstención
149,927

El más desastroso de los gobiernos radicales fue el de Gabriel González Videla, elegido por una alianza radical-comunista y, posteriormente, apoyada por los liberales; en 1948, a instancias de Harry Truman, borró a los comunistas de los Registros Electorales y relegó a Pisagua a los dirigentes más connotados de esa colectividad, basándose en la famosa “ley maldita” (Ley de Defensa de la  Democracia), cuyo  campo de prisioneros estuvo a cargo de Augusto Pinochet Ugarte.
La Revista Topaze presentaba a González Videla como un personaje superficial y frívolo, siempre bailando samba.
Después de expulsar a los comunistas del poder formó un gabinete ministerial integrado por liberales y conservadores, llamado de Concentración Nacional, pero las huelgas sucesivas hicieron caer ese gabinete; luego convocó a otro gabinete llamado de “sensibilidad social”, incorporando a falangistas y conservadores socialcristianos. Durante este período se produjo el famoso complot de “las patitas de chanco” - plato preferido que se servía en un famoso restaurant de San Bernardo - y  la “huelga de la chaucha”, provocada por el aumento de 20 centavos en el boleto de locomoción colectiva.
Votos Partido Radical Histórico
1925
56,001
21,4
1932
49,413
18,2
1937
 76 ,941
18,7
1941
96 256
21,7
1945
89 922
20,0
1949
100,869
21,7
1953
103,650
13,3
1957
188.526
21,5
1960
245,911
20,0
1963
431,470
20,0
1961
296.828
20,8
1965
312,912
13,3
1967
378,559
16,1
1969
313,559
13,0
1971
228.426
8,1
1989

3,84
1993

2,98
1992

4,91
1997

3,13
2001

4,05
2009

3,80
2008

2,39
2016

3,10


A finales de este gobierno, los desprestigiados radicales presentaron como candidato a la presidencia de la república al muy reaccionario Pedro Enrique Alfonso, quien le ganó una primaria al candidato falangista Eduardo Frei Montalva. Como ha ocurrido en muchas oportunidades la derecha estaba convencida de ganar: en 1952, con Arturo Matte Larraín contra Ibáñez del Campo y, en  1970, con Jorge Alessandri Rodríguez frente a Salvador Allende.
El triunfo de Carlos Ibáñez del Campo fue, en realidad, una sorpresa para todos: su lema,  “Ibáñez al poder, la escoba a barrer” permitía prever que el general, antes dictador, expulsaría a todos los políticos corruptos, especialmente a los radicales. Como mis dos abuelos  - Rafael Luis Gumucio Vergara y Manuel Rivas Vicuña – habían sido desterrados en 1927, se sentía el temor de que el “general  de la  esperanza” hiciera lo mismo de antes, pero fue todo lo contrario: un gobierno débil, gobernado por la oposición, que contuvo todas las conspiraciones militares, entre ellas “la línea recta” y, además, derogó la  “Ley maldita” y propició una reforma electoral, por la cual fue posible el triunfo de los candidatos Frei Montalva y Allende.
Número de Partidos  Políticos
1932
16
1937
10
1941
14
1945
12
1949
18
1959
29
1961
11
1965
12
1969
8
1973
9
 (Germán Urzúa Valenzuela Historia política electoral de Chile) 

La gente suele creer que la corrupción y la mala fama  de los políticos y de las instituciones corresponden a los tiempos actuales – no sé cuántas veces escuché el eslogan “a cerrar, a cerrar, el Congreso Nacional” – la diferencia era que los partidos eran de masa y tenían frentes sociales – pobladores, campesinos, profesionales, mujeres – mientras que hoy son sólo  mafias de pocos dirigentes,  usadas para apropiarse del botín del Estado. Durante el período de Ibáñez hubo 29 partidos políticos, quizás la diferencia radicaba en el voto era obligatorio y se requería el documente de votación para realizar cualquier trámite público.


El desafío actual de los radicales consiste en ser un “partido escoba”, tal como lo define Otto Kirchheimer, es decir, un partido abierto a todos los grupos sociales, sin perfil ideológico definido, abierto a una sociedad de mercado, consumista y heterogénea, con muy poco peso político de los afiliados y de un fuerte individualismo, en consecuencia, un partido que esté dispuesto a aceptar la afiliación de cualquier persona sin mayores exigencias, de otra manera, un partido-esponja, que absorba a cualquier ciudadano. Otra posibilidad, como lo sugieren algunos, sería un partido-taxi: se sube o baja cuando quiera, sin siquiera mirar el taxímetro.
Que los partidos son fundamentales en la democracia es un lugar común, que cada día es menos evidente, pues la tendencia del electorado  mundial está marcada por la eliminación de los partidos históricos, ya obsoletos, y el surgimiento de partidos-taxi, de lobistas, de profesionales, de condotiero o de doctorales muy jóvenes, que apenas vienen de descubrir Gramsci  y a Maquiavelo. Aun cuando repita mil veces la tesis de Robert Michels, sobre la ley del hierro de las oligarquías de los partidos políticos, es tan cierta como la ley de la gravedad – hay que fijarse desde qué piso se lanza -. (Por mi parte, yo continúo siendo un ácrata tolstoyano no violento y seguidor de Epicuro y de Albert Camus, es decir, pasar del absurdo al humanismo trágico ).
Bibliografía
Rafael Luis  Gumucio  Rivas y Claudio Vázquez Lazo, Desafío de la soberanía popular, Cesoc, Chile América, 1988.
 Germán Urzúa Valenzuela, Historia política y electoral de Chile, (1931-1973)
Ricardo Cruz Coke, Historia electoral de Chile, (1925-1973), E. Jurídica, Santiago, 1984
Marco Enríquez-0minami y Rafael Gumucio Rivas, El problema no es la economía, es el poder, Progresa, Santiago, 2013

Rafael Luís Gumucio Rivas (EL Viejo)

Alejandro Guillier


Desde el 11 de marzo de 2014
Predecesor

Información personal
Nacimiento
5 de marzo de 1953 (63 años)
 La SerenaChile
Nacionalidad
Partido político
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación
Alejandro René Eleodoro Guillier Álvarez (La Serena5 de marzo de 1953)1 es un sociólogoperiodista de radio y televisión y político chileno.
En 2013 resultó electo senador por la II Circunscripción de Antofagasta, cargo que asumió el 11 de marzo de 2014 y que desempeña actualmente.

Biografía [editar]
Nació en La Serena en 1953, hijo de Alejandro Guillier Ossa y María Raquel Álvarez Monterrey.
Ingresó a estudiar Sociología en la Universidad Católica del Norte, donde de forma paralela estudió Licenciatura en Periodismo, egresando como sociólogo en 1977 y periodista en 1980. Posteriormente realizó un Magíster en Ciencias Sociales en la Flacso, en 1983.1 2
Está casado con María Cristina Farga Hernández, y es padre de tres hijos: Andrés, Cristóbal y Alejandro.1
Carrera profesional[editar]
Prensa escrita y radio[editar]
Guillier junto a Matías del Río transmitiendo para ADN Radio en 2009.
Inició su carrera en los medios en el diario La Estrella del Norte, además de corresponsal en su ciudad de Radio Cooperativa y la revista Hoy (1981-1983).3
Se trasladó a Santiago, a trabajar en la Radio Chilena, donde fue la voz de la primera edición de Primera plana (1984-1985), y nuevamentemente en la revista Hoy (1986-1991) como redactor en la capital.3
Se desempeñó como director de prensa del desaparecido diario El Metropolitano.
Condujo en Radio Futuro el programa matinal Palabra que es noticia, junto a Antonio Quinteros. Posteriormente desarrolló un comentario editorial en ADN Radio Chile a las 09:00, para luego asumir la conducción del programa ADN Hoy de la misma radioemisora. También ha participado como panelista en el programa Hablemos el Lunes de ADN.
Televisión[editar]
Ingresó a la televisión en marzo de 1991, como editor matinal de prensa de RTU.3 Luego, en marzo de 1992, pasó a Televisión Nacional de Chile (TVN), en programas periodísticos como Informe especialMedianoche, y la conducción del noticiero central de 24 horas.3
En marzo de 1999 llegó a Chilevisión para asumir como Director de Prensa de la estación televisiva.2 Condujo el noticiero central Chilevisión Noticias,2 y fue creador y panelista estable del famoso programa dominical de debate Tolerancia cero.
En diciembre de 2008 dejó Chilevisión, para ingresar al canal de noticias 24 Horas de TVN. Ahí presentó los programas Factor GuillierHora clave y Mano a mano.2
Tras renunciar a TVN,4 el 22 de diciembre de 2011 llegó a La Red para asumir su rol como conductor del noticiero Hora 20 junto con su compañera radial Beatriz Sánchez, a partir de enero de 2012, y donde se mantuvo todo ese año. Desde 2013 se halla alejado de los medios de comunicación.
Dirigente y académico[editar]
Fue presidente del Colegio de Periodistas de Chile durante el periodo 2004-2006.5
Fue vicedecano y profesor de la Escuela de Periodismo de la Universidad Diego Portales (1988-1997). Actualmente es director en Santiago de la Escuela de Periodismo de la Universidad Mayor.2
Carrera política[editar]
En febrero de 2013, dejó La Red, para postularse como candidato al Senado de Chile en las elecciones parlamentarias de ese año, con el apoyo del Partido Radical Socialdemócrata (PRSD), por la II Circunscripción de Antofagasta, que comprende las comunas de Calama, María Elena, Ollagüe, San Pedro de Atacama, Tocopilla, Antofagasta, Mejillones, Sierra Gorda y Taltal. En los comicios del 17 de noviembre de 2013 resultó elegido, y asumió como senador el 11 de marzo de 2014. Es integrante de las comisiones permanentes de Defensa Nacional; y de Minería y Energía, la que también preside.
Desde mediados de 2016 ha ido posicionándose como uno de los candidatos más competitivos dentro de la Nueva Mayoría para la elección presidencial de 2017, concitando apoyos en varios políticos de la coalición.6 Aprovechando esta circunstancia, el PRSD utilizó a Guillier como rostro de apoyo a sus candidatos en las elecciones municipales de octubre de 2016,7 y se espera que dicha colectividad proclame oficialmente al senador como precandidato presidencial en su Consejo General del 7 de enero.8
Controversias[editar]
El año 2003, surge una denuncia por coimas en la ciudad de Rancagua, en la que se vieron involucrados parlamentarios de la Concertación y empresarios de dicha ciudad. El juez Carlos Aránguiz, investigó también un delito de "obstrucción a la justicia" y cohecho contra el ex seremi de transportes Héctor Iribarren, quien fue acusado junto a su abogado de trasladar a un "supuesto" testigo hasta Chilevisión donde supuestamente se realizó un montaje con su declaración para desacreditar la investigación del magistrado.[cita requerida]
También se le responsabiliza por las faltas a la ética periodística, al haber grabado ocultamente al juez Daniel Calvo, quien finalmente fue alejado del caso Spiniak; Guillier estuvo bajo prisión preventiva por este hecho. Su acción fue calificada por el escritor Matías Rivas como «una de las vilezas más impactantes que he visto en la televisión posterior a la dictadura».9
A Alejandro Guillier se le reprocha también el haber protagonizado spots de la Asociación de Isapres al cumplirse el 25° aniversario de la creación del sistema de salud privada.10
Historia electoral[editar]
Elecciones parlamentarias de 2013[editar]
·         Elecciones Parlamentarias de 2013 a Senador por la Circunscripción 2, (Antofagasta)11
Candidato
Pacto
Partido
Votos
%
Resultado
Alejandro Guillier Álvarez
61.875
37,06
Senador
39.325
23,55
29.198
17,49
Senador
Independiente (Fuera de Pacto)
18.416
11,03
Daniel Guevara Cortés
Independiente (Fuera de Pacto)
9.923
5,94
Jimena Orrego Henríquez
4.288
2,56
Gisela Contreras Braña
3.915
2,34
Referencias[editar]
1.     ↑ Saltar a:a b c «Alejandro René Eleodoro Guillier Álvarez»bcn.cl. Consultado el 11 de marzo de 2014.
2.     ↑ Saltar a:a b c d e «Autoridades de Instituto de Comunicación y Nuevas Tecnologías de la Universidad Mayor». 29 de julio de 2008. Consultado el 29 de julio de 2011.
3.     ↑ Saltar a:a b c d «Alejandro Guillier Álvarez»Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile. 29 de julio de 2008. Consultado el 29 de julio de 2011.
4.     Volver arriba «Alejandro Guillier renunció a TVN por sentirse relegado al cable»soychile.cl. 16 de diciembre de 2011. Consultado el 27 de noviembre de 2013.
5.     Volver arriba «Ex presidentes del Consejo Nacional de Periodistas:». Consultado el 31 de julio de 2011.
6.     Volver arriba «Las simpatías transversales que concita la opción presidencial de Alejandro Guillier en la Nueva Mayoría»Emol. 15 de septiembre de 2016. Consultado el 16 de septiembre de 2016.
9.     Volver arriba «La cámara oculta de Alejandro Guillier»Capital. 15 de septiembre de 2016. Consultado el 4 de diciembre de 2016.